miércoles, 21 de enero de 2015

Arte urbano... in the night.

Por amor al arte...
Hace unos días, Zaragoza saltaba a la palestra en las páginas de cultura de todos los periódicos por una noticia relacionada con el arte urbano. La web Isupportstreetart había incluido dos murales de la capital aragonesa en la lista que elaboró con las mejores intervenciones de 2014. Seguro que os suenan:









Lo cierto es que en Zaragoza, y en gran medida gracias al Festival Asalto, tenemos la suerte de poder disfrutar de gran cantidad de creaciones artísticas  en nuestras calles.
Yo hoy os propongo una forma diferente de verlas. Aunque para apreciarlas en todo su esplendor es mejor contemplarlas a plena luz del día, también resulta interesante visitarlas de noche, pues los contrastes de las luces y las sombras nos muestran las obras con otras perspectivas muy sugerentes. 

La primera que os muestro se encuentra en la calle Pedro Atares, cerca de la calle Alfonso, y me parece más bonita de noche que de día. Creo que es por el contraste de luces que ocasiona la farola que tiene al lado, ese color amarillo verdoso que se forma alrededor y que le da una atmósfera tan especial a la obra.

 


Esta otra, se encuentra en la calle Manifestación, y lo que me gusta de ella es que los colores adquieren otras tonalidades con la luz artificial, pero sobre todo, como queda la silueta del Mercado Central, que aparece por detrás, recortada en la noche, formando un magnífico contraste.



En el patio del CMA Las Armas, también hay unas cuantas que merecen la pena ser visitadas una vez entrada la noche, como ésta,

o esta otra, donde la oscuridad del fondo y la iluminación artificial crean un escenario completamente diferente al que se ve de día.




Esta otra, que está junto al albergue juvenil y La Bóveda, me resulta graciosísima, pues parece un espía surgido en medio de la noche, observando inopinadamente las actitudes de la gente que transita por la calle.


Y por último mi favorita, que se asemeja a un gigante acechando entre las sombras y cuya silueta, en alguna noche con niebla, puede hacerte estremecer conforme te vas acercando. Se encuentra en la calle Mayoral, cerca del Teatro del Mercado.

Como en la foto no se perciben muy bien los detalles, y merece la pena verla, os pongo una foto sacada a plena luz del día. Lo cierto es que como la obra ya tiene unos años está algo deteriorada, lo cual es una pena. Al menos por la noche, no se aprecia tanto el desgaste en la pintura y es una motivación más para visitarla cuando cae el día. 


Espero que os haya gustado el post de hoy; seguro que habrá muchos más dedicados al arte urbano, de noche, o de día, pues es una temática que me encanta. Si tenéis oportunidad, visitad estas y otras obras "in situ". Merecen la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario