jueves, 15 de enero de 2015

I love ANIMAL PRINT I

Se lleva.

Si hay un estampado difícil y arriesgado de combinar es el animal print. Porque cuando optamos por él, la línea entre la elegancia y el chonismo es muy delgada, así que hay que tener mucho cuidado de cómo y con qué ponértelo.

A mi me encanta y lo uso a menudo, sobre todo el leopardo, así que tengo unas reglas básicas para llevarlo. Con cuidado y atención, que quede estupendo es más fácil de lo que parece. 

Por ejemplo, no lleves más de una prenda con este estampado, o como mucho, una prenda y un complemento, o dos complementos si no son muy grandes, y no los mezcles con otros estampados.
Otra regla para acertar seguro es combinarlo con el negro. Y depende del tono, también con  el beige.

Tengo 2 pares de pantalones que me encantan pero que nunca he sido capaz de llevarlos con otra cosa en la parte de arriba que no  sea un top negro. He hecho miles de pruebas pero ninguna me ha convencido así que ya no arriesgo: los pantalones de leopardo los combino siempre con un top negro y se acabó.

Estos son de Guess y sientan como un guante. Con un top de tirantes o palabra de honor negro quedan genial, con cualquier otra cosa ya no tanto.



Aquí los llevo con un top negro de tirantes ajustado y cinturón negro y marrón de Guess, con terminaciones doradas. Reloj y otros complementos en dorado o negro también.


Si refresca, opto por esta cazadora de piel marrón clara en los mismos tonos del pantalón que también le encaja muy bien al conjunto. El bolso es negro de Guess con detalles dorados y los zapatos de tacón negros.
 Otro ejemplo similar son estos pantalones corsario de Zara, los tengo ya hace unos años y me siguen encantando, pero siempre combinados con un top negro.


Como decía antes, según el tono, al estampado de animal print también le encaja bien el beige. 
Por ejemplo este vestido, que lo combino con sandalias abotinadas beige. Los accesorios los sigo eligiendo en dorado y si refresca le añado una chaquetilla de punto beig con hilos dorados.

Otra opción para días más fríos es llevar un chaquetón cuando el resto del conjunto sea negro totalmente o con algún tono beige, o incluso gris, en caso de estampados animal print que tiran un poquito más a este tono.

Por último, el outfit que os presentaba el otro día, en el que llevaba las botas chelsea de animal print con todo el conjunto en negro y una chaqueta  beige y dorada, que si recordáis era éste:



Me gusta tanto el animal print que el post de hoy se me ha quedado corto, así que vuelvo mañana con la segunda parte, que no podéis perderos, donde veremos otras formas diferentes de combinar este tipo de estampado y otros looks más festivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario