jueves, 5 de marzo de 2015

Salvada por los pelos: El truco de Angelina.

Pequeños grandes descubrimientos.
Nunca estamos conformes con nada. Pero en el caso del tipo de cabello con el que la naturaleza nos ha dotado, la queja es universal en todas las mujeres. La que lo tiene liso, lo quiere rizado, la que tiene mucho volumen querría rebajarlo, la que no lo tiene, darle vida, la de grandes rizos querría domarlos... y así siempre, luchando contra corriente.

Mi dilema es que lo tengo muy fino y sin volumen, y con tendencia a engrasarse con facilidad; para ganar volumen lo corto a capas, para darle cuerpo y luminosidad uso tintes y mechas, y para lo de que se engrase tanto, no me queda otra: debo lavármelo prácticamente todos los días.

Y aun con eso, hay días que si lo lavo por la mañana, por la tarde-noche ya lo llevo graso. O que si lo lavo antes de acostarme, por la mañana ya no tiene buen aspecto. 
¿Y qué hacer cuando llevas el pelo así de desastroso, de repente te surge un compromiso y no tienes tiempo de lavártelo?  Pues no queda otra que utilizar el truco de tu abuela: los polvos de talco. Aunque yo prefiero llamarlo "El truco de Angelina", que queda más glamuroso, desde que me enteré que Angelina Jolie también los utiliza para dar volumen a su peinado.

El modo de aplicarlo es bien sencillo. Espolvoreamos el polvo de talco por todo el cabello, pero haciendo especial hincapié en las raíces, incluso masajeándolas un poco, que es donde más se engrasa. Después lo cepillamos y listo. 
  

Aquí os muestro la foto del antes y el después de aplicar los polvos de talco. Éstos han absorbido la grasa y el pelo queda con más volumen. Puedes peinarlo fácilmente porque adquiere mucho cuerpo.

De acuerdo que el aspecto es un poco reseco, pero siempre es preferible a que se vea graso, y recordad que esto es sólo una solución de emergencia. A las horas, o como mucho al día siguiente, debéis lavarlo para evitar la sensación de suciedad.

Otra opción similar son los champús en seco. Ya hay en el mercado muchas marcas que han sacado los suyos y cada vez se utilizan más en los backstage de los desfiles de moda precisamente para dar volumen a los peinados. 


Pero sinceramente: se gastan rápidamente, resultan algo caros y no veo que el resultado varíe mucho del que obtenemos con los polvos de talco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario