miércoles, 15 de abril de 2015

Museo D'Orsay

Por amor al arte... en el museo.
Hoy os voy a recomendar un museo. Se trata del Museo D'Orsay. "Imprescindible visitar el Louvre si vas a París", o eso es lo que siempre nos dicen, pero también de obligada visita resulta esta excelente y preciosa pinacoteca enclavada en una antigua estación de ferrocarril, a orillas del Sena. 



El edificio y el entorno son tan bellos como magníficas las obras de arte que acogen.

Esta es una fotografía desde la galería superior con todo el pasillo central al fondo y el precioso reloj que lo corona.


Un descubrimiento maravilloso fue el mirador que existe en la parte alta del museo, desde donde podemos contemplar una panorámica de París, que anocheciendo estaba precioso.
Podemos reconocer la silueta del Louvre en la parte derecha (sobre las VII)...

...o la de las cúpulas del Sacre Coeur en Montmartre a la izquierda.


Todo ello detrás de la línea que dibuja el río Sena.

Y del continente al contenido, centrémonos ahora en las obras que aloja. Esta pinacoteca está dedicada a las artes plásticas del siglo XIX y más en concreto del período 1848-1914.
Cronológicamente, este museo cubre la historia del arte entre los maestros antiguos (que están en el Museo del Louvre) y el arte moderno y contemporáneo (que se encuentran en el Centro Georges Pompidou).


Si te gusta el impresionismo, éste museo te maravillará, pues alberga la mayor colección de cuadros impresionistas del mundo.
En él podemos encontrar verdaderas obras maestras. Estas son algunas de las más famosas:

La méridienne (La siesta) , La salle de danse á Arles (El salón de baile en Arlés) o La nuit étoilee (La noche estrellada) de Vincent Van Gogh.

Y cómo no, el célebre cuadro de La chambre de Van Gogh á Arles (La habitación en Arlés)...


...o uno de los más populares autorretratos del genio holandés. 



También proliferan las obras de Auguste Renoir, como ésta, quizá una de las más célebres, Bal du moulin de la Galette (Baile en el Moulin de la Galette).


No podemos pasar por alto a  Paul Gauguin, con obras como Femmes de Tahiti (Mujeres de Tahiti) o Arearea (también conocida como "El perro rojo").



También Toulouse-Lautrec, evidentemente, tiene su sitio, con obras como Clownesse Cha-U-Kao (La payasa) o Le Lit (La cama).



Seguro que este cuadro de Paul Cézanne os suena, son los célebres  joueurs de cartes (Los jugadores de cartas).


Y por último, un cuadro que no te dejará indiferente, L'origine du monde (El origen del mundo), la controvertida obra del pintor realista Gustave Coubert que estuvo oculta durante gran parte de su historia, hasta que en 1995 paso a exhibirse en este museo.


Recomendable cien por cien, el Museo D'Orsay seguro que os sorprende y os cautiva, así que no dejéis de visitarlo si tenéis la oportunidad de ir a París.

No hay comentarios:

Publicar un comentario